Hacked by Legion 9

[ Dx_Cyber ]
Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9
Legion 9 - Legion 9 - Blackhat - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9
Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9

[ Greetz ]
Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9
" />

Hacked by Legion 9

[ Dx_Cyber ]
Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9
Legion 9 - Legion 9 - Blackhat - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9
Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9

[ Greetz ]
Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9 - Legion 9
" />
CARRITO DE COMPRA
0 obras
AMIGOS Y CONOCIDOS

Siempre me he considerado un hombre doblemente afortunado, pues además de haber podido desarrollar el trabajo de toda una vida dedicado a una profesión vocacional, he tenido el privilegio de contar entre mis amigos y conocidos a algunos de los más brillantes artistas de dos generaciones (de los 60 a los 90) de España y del extranjero.

No puedo olvidar mi primer contacto en Buenos Aires en 1958 con Héctor Oesterheld, Solano López, Tulio Lovato, Hugo Pratt, Arturo del Castillo, Breccia o Ernesto García. Más adelante en Italia conocí a Battaglia, Toppi, Eleuterio Serpieri, Milo Manara o Liberatore, y en España a los franceses Bilal, Julio Rivera, Moebius o Crisse, y los norteamericanos Neal Adams, Will Eisner, Frank Thorne, Richard Corben, Boris o Howard Chatkin, y a los argentinos Horacio Altuna, Gustavo Trigo, Carlos Trillo y Juan Jiménez, una lista que completa podría ser exhaustiva.

Actualmente me honran con su amistad la mayoría de los que constituyeron (y aún sobreviven) la "edad de oro" de la Agencia SELECCIONES ILUSTRADAS de Barcelona, y cuya peripecia de inicio a la profesión queda descrita en mi libro MEMORIAS ILUSTRADAS (Ed. Glenat, España). Tengo una familia compuesta de artistas, mi esposa ROSA LLEIDA fue ilustradora e historietista y ahora pinta, lo mismo que mis hijos HÉCTOR Y EVA.

De cuando en cuando almuerzo con "los muchachos de Macabich" en Santa Eulalia, o el grupo de "pintores" en Sant Cugat del Vallés, o ceno con "los íntimos de Carlos Giménez" en un restaurante mejicano de Sants.

Y que dure.

Developed by COWOWO